Buscar

Crisis Epidemiológica. COVID-19. Volumen 1. Analista Alberto Rodríguez

Desde el Observatorio de Delitos Informáticos de Canarias venimos siguiendo la pista desde principios de enero del 2020 a determinadas publicaciones científicas que advertían sobre la posible aparición de una nueva cepa de virus de la familia de patógenos que incluye el SARS (Síndrome Agudo Respiratorio Severo). La primera vez que se confirmó la infección se produjo el 31 de diciembre del 2019 en la ciudad china de Wuhan, provincia de Hubei, la cual se encuentra ubicada en el centro del país con una población superior a los once millones de habitantes.

Un médico chino, el Dr. Li Wenliang (oftalmólogo), había alertado sobre la aparición del nuevo coronavirus SARS COV-2, tratándose de una rara neumonía atípica cuyos síntomas empieza con toser mucho y a padecer fiebres altas. No obstante, las autoridades chinas quisieron controlar la información porque no querían que se produjesen ningún tipo de alarma social. Por tanto, recriminaron al Dr. Li Wenliang haciéndole firmar una documentación en el que se daba por informado que la difusión de estos comentarios le llevarían ante la justicia china. Diez días después, el gobierno chino terminó declarando la alerta epidemiológica por el COVID-19.

En un principio, se creyó en la reaparición del temido SARS con una sintomatología parecida a la de la gripe estacional. Pero, finalmente, el 7 de Enero del 2020 fue cuando un laboratorio chino logró identificar y confirmar que se estaba ante la aparición de una nueva cepa de coronavirus.



¿Qué es un coronavirus?


Estructura molecular de un coronavirus


Los virus son entidades biológicas microscópicas con capacidad para infectar células. Cuando un virus infecta a un ser vivo se multiplica millones de veces, causando una enfermedad vírica. Así que, los coronavirus son una serie de virus llamados así por su forma, ya que poseen una especie de corona alrededor del virion, del núcleo del virus. Estos microorganismos conviven desde siempre con el hombre, habiendo muchos tipos de ellos, tanto en animales como en el hombre. Los coronavirus pueden clasificarse en:

- Los alfacoronavirus y los betacoronavirus son capaces de infectar a mamíferos, incluyendo al ser humano.

- los gammacoronavirus y los deltacoronavirus pueden infectar a pájaros (aunque algunos de ellos también a mamíferos).


También se ha descrito que muchos coronavirus pueden usar a los mamíferos como reservorios para alojarse y, llegado el momento, evolucionan genéticamente mutando para contagiar a otras especies diferentes y que puede propagarse hasta producir una epidemia. Tal es el caso de los murciélagos, donde una investigación científica de la Universidad de Berkeley (Estados Unidos) ha concluido que la feroz respuesta inmunológica de los murciélagos a los virus podría hacer que se repliquen más rápidamente, de manera que se transmitan a otros mamíferos con un sistema inmune débil, causando un daño mayor


El principio de todo … Wuhan


Mercado de Wuhan relacionado con el origen del brote epidémico del coronavirus



En un principio, las autoridades chinas señalaron que el brote epidémico era de origen desconocido, pero más adelante, lo relacionaron con un gran mercado de animales y mariscos de esa ciudad. En este mercado se podían encontrar una variedad de carnes de animales exóticos procedentes del tráfico ilegal de animales para la consumición humana donde no había ningún control sanitario de la mercancía que se vendía en dicho mercado. El problema de control sanitario en el mercado de Wuhan era muy notorio debido a las malas condiciones higiénicas del recinto. Pisos llenos de basura, paredes con sangre de los animales, y las jaulas donde vivían las especies que eran sacrificadas en el mismo lugar. Aunque un estudio oficial del gobierno chino (Jardín Botánico Tropical de Xishuangbanna perteneciente a la Academia China de Ciencias y al Instituto Chino de Investigación Cerebral) dicho estudio insinúa que el coronavirus vino de fuera de la lonja de Huanan, donde allí debido a las condiciones sanitarias por el hacinamiento de numerosos animales en jaulas donde se mezclaban sus heces y orines. Estas condiciones fueron un “caldo de cultivo” para que se propagase a toda la ciudad a principios de diciembre. Además, los investigadores declararon tener sospechas que hubo contagios entre humanos a principios de diciembre o incluso en noviembre y, del mismo modo, acusaron a las autoridades chinas por haber censurado información vital que pudiese haber servido para contener el brote epidémico desde un inicio cuando se detectaron los primeros casos de neumonía atípica.

Finalmente, El parlamento chino ha decidido prohibir el comercio y consumo de fauna salvaje a raíz del brote del nuevo coronavirus. China ha tomado esta decisión después de que se relacionara el brote de COVID-19 con un mercado de Wuhan, zona cero de la epidemia, y de que varios expertos identificaran a los murciélagos y a los pangolines como origen del virus, una de las especies más comercializadas por el tráfico ilegal de animales como puente para que la infección "salte" a los humanos. Al mismo tiempo, se llama al resto de Asia a suprimir unos mercados que suponen una verdadera "bomba de relojería".



EN EL 2007 UNA INVESTIGACIÓN ALERTÓ DEL PELIGRO EXISTENTE DE LAS CARNES PROCEDENTES DEL TRÁFICO ILEGAL DE ANIMALES



Los murciélagos de herradura son el reservorio natural del virus similar al del SARS-CoV


Una investigación de la Universidad de Hong Kong en octubre de 2007 ya había alertado de la presencia de un gran reservorio de virus en animales exóticos, especialmente, en murciélagos. A esto le añadimos que la cultura asiática consume mamíferos exóticos en el sur de China, era una "bomba de relojería" para la aparición de nuevos virus aún desconocidos.

Los hallazgos de que los murciélagos son un reservorio natural capaz de albergar virus, por lo cual, no es de extrañar que muchos de estos virus provengan de estos animales, haciéndolos que sean un reservorio único de virus donde se repliquen más rápidamente, de manera que puedan transmitirse a una amplia variedad de animales exóticos. Por ello, el vínculo existente entre la pérdida del hábitat natural de los murciélagos y la propagación de los virus de los murciélagos a otras especies animales.

Los científicos recuerdan que, en general, muchos de estos virus procedentes de los murciélagos se transmiten a los seres humanos a través de un intermediario animal. Según una investigación realizada en la Universidad de Agricultura del Sur de China, el pangolín -especie protegida- es el animal más probable del que proceda la fuente del coronavirus del 2019. Esto es debido a que el pangolín tiene una gran demanda en países como China y Vietnam, donde su carne se considera un manjar, como así, sus escamas sirven de base en supuestas terapias para la artritis o ciertas enfermedades de la piel. Recalcar que, el pangolín es uno de los mamíferos con mayor tráfico ilegal en Asia. A día de hoy, no se conoce por completo la fuente de la infección ni cómo se produjo su “salto” a humanos.



El comienzo de todo …



El primer paciente por el contagio del COVID-19 fue el 17 de noviembre del 2019


Resulta complicado rastrear el principio del brote epidémico del coronavirus para, de esa manera, comprender cómo se propago la enfermedad y determinar en qué instante se produjo ese “salto” de animales a seres humanos.

El primer paciente en ser diagnosticado por el contagio del COVID-19 fue el 17 de noviembre del 2019. Dicho paciente es un hombre de 55 años residente en la provincia china de Hubei. Es a partir de entonces, cuando empezaron a registrarse de uno a cinco casos diarios. Durante los primeros días, después de haber detectado la nueva enfermedad, el rango de edad de los pacientes comprendía entre los 39 y 79 años, indistintamente el sexo del mismo. Durante un mes, los casos detectados hasta el 20 de diciembre fueron incrementando de manera alarmante, con un total de 60 pacientes confirmados por el contagio del coronavirus. Por aquel entonces, los médicos seguían luchando contra una nueva enfermedad misteriosa que provocaba una neumonía atípica.

El médico Li Wenliang fue de los primeros en alertar sobre la aparición de una nueva cepa vírica del coronavirus, pero el gobierno chino hizo caso omiso a las advertencias del Dr. Wenliang, quién fue censurado y acusado por difundir rumores. Por aquel entonces, la cifra de personas infectadas ascendía a más de 180 personas.

Según la Organización Mundial de la Salud, el primer caso confirmado de Covid-19 en China fue el 8 de diciembre. Oficialmente, según fuentes de las autoridades sanitarias de Wuhan, tenían confirmados tan sólo 41 casos y un informe publicado en la revista médica The Lancet por médicos chinos del Hospital Jinyintan de Wuhan, que trató a algunos de los primeros pacientes, estableció la primera infección conocida el 1 de diciembre.



Propagación del COVID-19



Como se contagia el coronavirus


Según un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud, expone que el COVID-19 no se transmite por el aire. Eso no implica que no nos contagiemos por respirar en la calle o en un súper y que el riesgo de infección depende de la exposición. En cambio, este mismo estudio especifica que estar a menos de un metro de distancia de una persona con síntomas respiratorios, como tos o estornudos, si supone un riesgo de contagio mayor. Esto es porque estamos expuestos a las partículas que quedan suspendidas en el aire después de que una persona enferma haya tosido o estornudado. Dichas partículas tienen la capacidad de transmitir el virus que se encuentra en el interior de estas gotitas respiratorias, pudiendo contagiar a las personas más cercanas al enfermo. También se puede quedar expuesto al contagio si se toca una superficie u objeto usado donde la persona enferma haya depositado algunas de estas partículas de mayor tamaño (entre 5 y 10 micrómetros). Esa es la razón por la cual, se insiste reiteradamente, deban lavarse las manos tras tocar una superficie en un espacio público.

Otra de las cuestiones que aclara el estudio es que, el patógeno del COVID-19 es capaz de sobrevivir tres horas y media después de haber sido exhalado en formas de gotitas respiratorias provocadas por los síntomas de la enfermedad (toser o estornudar). En ningún caso, se ha podido comprobar que este patógeno se transmita por el aire, aunque la Organización Mundial de la Salud, sigue aconsejando que sólo aquellas personas en contacto directo con pacientes enfermos del coronavirus tomen las precauciones necesarias para protegerse de las gotitas respiratorias causadas por los síntomas propios de esta enfermedad.



Equipo de Protección Individual frente al Coronavirus


Periodo de incubación


Según investigaciones científicas, dado la similitud con otros coronavirus, especialmente SARS-CoV y MERS-CoV, se cree que estos tipos de patógenos se transmite principalmente por el contacto directo con las secreciones respiratorias de la persona infectada (el modo de transmitirse la enfermedad es de persona a persona). Una vez producido el contagio, el periodo de incubación más frecuente se ha estimado entre los cuatro y siete días, con un promedio de cinco días, habiéndose producido un 95% de los casos a los 12,5 días desde la exposición. Por el contrario, según datos obtenidos de los casos detectados en Europa durante el brote epidémico del COVID-19, este periodo de incubación varía notablemente pudiéndose estimar desde los 1-2 días y hasta 14 días; puntualmente se han hallado casos de hasta 27 días de incubación. Otra cuestión que se plantea referente al periodo de incubación de este nuevo patógeno, es sí se puede contagiar durante el periodo de incubación en que el portador aún no presenta síntomas, lo que dificulta su vigilancia epidemiológica.







Fuentes Bibliográficas

Organización Mundial de la Salud. Brote de enfermedad por coronavirus (COVID-19)

https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019

Centro de Control de Enfermedades. Coronavirus

https://espanol.cdc.gov/enes/coronavirus/2019-ncov/index.html

Centro Nacional de Información Biotecnológica. Coronavirus

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/research/coronavirus/

The New England Journal of Medicine. Coronavirus

https://www.nejm.org/coronavirus

Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Enfermedad por nuevo coronavirus, COVID-19

https://www.mscbs.gob.es/en/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/home.htm

CORONAVIRUS: COVID-19. Informe Técnico

https://www.portalfarma.com/Profesionales/campanaspf/Asesoramiento-salud-publica/infeccion-coronavirus-2019-nCoV/Documents/Informe-tecnico-Coronavirus.pdf

Misterioso brote de neumonía en China se debe a nuevo virus

https://www.elcomercio.com/tendencias/brote-neumonia-china-virus-coronavirus.html

Coronavirus en China: quién era Li Wenliang, el doctor que trató de alertar sobre el brote (y cuya muerte causa indignación)

https://www.bbc.com/mundo/amp/noticias-internacional-51371640

No había control sanitario. Coronavirus: las terribles imágenes del mercado donde se originó la pandemia

https://www.clarin.com/viste/coronavirus-terribles-imagenes-mercado-origino-pandemia_0_Ff7JE-EH.html

La epidemia del coronavirus de Wuhan cuestiona más aún el comercio de especies exóticas y animales silvestres

https://www.expansion.com/sociedad/2020/01/23/5e296689e5fdea866b8b462d.html

China prohíbe el tráfico de fauna salvaje para prevenir otros COVID-19 y urgen a toda a Asia a unirse al veto

https://www.expansion.com/sociedad/2020/02/26/5e566208468aeba31e8b4573.html

¿Por qué los virus de murciélagos, como el coronavirus, son tan agresivos para los humanos?

https://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-virus-murcielagos-coronavirus-son-tan-agresivos-humanos-20200211142234.html

El pangolín, transmisor intermedio del coronavirus

https://www.ambientum.com/ambientum/ciencia/el-pangolin-transmisor-intermedio-del-coronavirus.asp

Un estudio en 2007 advirtió de que los coronavirus de murciélagos eran una "bomba de relojería" en China.

https://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-estudio-2007-advirtio-coronavirus-murcielagos-eran-bomba-relojeria-china-20200320105100.html

China identifica al paciente uno del coronavirus: todo empezó el 17 de noviembre

https://www.niusdiario.es/internacional/asia/china-identifica-paciente-uno-coronavirus-covid-19-brote-comenzo-17-noviembre_18_2914020026.html

© 2020 ODICANARIAS | Todos los derechos reservados.

 Tenerife - Gran Canaria - La Gomera - El Hierro - La Palma - Lanzarote - Fuerteventura - Islas Canarias