Buscar

El 38% de los medicamentos y mascarillas ilegales se vende en plataformas como Amazon o Alibaba

El otro 58% de la oferta ilegal se concentra en las redes sociales, según un seguimiento realizado por una empresa española que ha detectado códigos secretos para burlar los controles


Que la venta fraudulenta de medicamentos para el coronavirus se ha disparado en Internet desde hace semanas es una realidad que ahora ya se puede constatar mediante datos. Dos antivirales (Arbidol y Favipiravir) y un antimalárico (Hidroxicloroquina) son los productos que más se buscan estos días. En el punto de mira plataformas como Amazon o Alibaba. Las mascarillas, los productos con los que más se estafa en la Red. 

MÁS INFO


Son conclusiones de la empresa española Smart Protection, que se dedica a combatir la piratería y falsificaciones en Internet. La empresa ha concluido una primera fase de monitorización de medicamentos "altamente demandados" en Europa por la crisis sanitaria.

La venta de productos sanitarios falsificados en Internet se ha disparado, concluye el estudio. El 58% de la oferta ilegal de medicamentos y mascarillas relacionadas con el coronavirus está en las redes sociales, mientras que el 38% está en las plataformas de comercio electrónico.


Gigantes de la venta electrónica

El informe apunta directamente a dos plataformas: Amazon y Alibaba. En Amazon Italia, se duplicaron por cinco las ventas de medicamentos desde que iniciara el confinamiento. Según el mismo seguimiento, Amazon España "es la plataforma del gigante electrónico que concentra el mayor número de ventas de medicamentos falsos con más de 4.000 resultados de búsquedas".

Los medicamentos Arbidol, Hidroxicloroquina y Favipiravir son los que más se promocionan "de manera ilegal" en Interne "principalmente en la plataforma Alibaba", según el informe

Los medicamentos Arbidol, Hidroxicloroquina y Favipiravir son los que más se promocionan "de manera ilegal" en Internet como posibles soluciones ante la Covid-19, "principalmente en la plataforma Alibaba", remarca el informe.

“Estamos monitorizando Internet, en colaboración con organismos europeos, debido a la gran cantidad de ciberdelitos que se están produciendo en estos momentos a raíz de la pandemia, desde la comercialización de productos sanitarios y medicamentos falsos a la dispersión de fake news sobre determinados medicamentos y sustancias”, Javier Perea, CEO de Smart Protection.


Falta evidencia, dice la AEMPS

La Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) ha elaborado un listado de fármacos que no tienen evidencia por lo que no se recomienda su uso salvo en el contexto de ensayos clínicos. En alguno de ellos existe la ausencia de datos incluso en modelos pre-clínicos, indica el organismo. Recuerda que, aunque existen numerosos ensayos clínicos en marcha, "no existe por el momento evidencia procedente de ensayos clínicos controlados que permitan recomendar un tratamiento específico para SARS-CoV-2".

Entre los que figuran en su listado están precisamente Favipiravir (un inhibidor de la polimerasa viral, autorizado en Japón para el tratamiento de la gripe y que se utilizó para el tratamiento de pacientes con infección causada por el virus del ébola) o Arbidol (umifenovir) un inhibidor de la fusión de la membrana del virus de la gripe comercializado en China.


Un antimalárico para enfermedades crónicas

En cuanto a la Hidroxicloroquina, la AEMPS explixa que es un  medicamento inicialmente utilizado como antimalárico que, posteriormente, han encontrado su mayor uso en el contexto de diferentes enfermedades autoinmunes. Pero, advierte el organismo, el acceso para los pacientes que ya tomaban este fármaco por enfermedades crónicas no relacionadas con coronavirus seguirá realizándose en el ámbito ambulatorio. 

En la lista de Smart Protection,  la empresa ha hecho también un seguimiento de otros diez medicamentos que usan el término 'Covid-19'. Figuran, por ejemplo, Remdesivir (en España solo se puede acceder al tratamiento a través de los ensayos clínicos o mediante el programa de uso compasivo, recuerda la AEMPS) o Ritonavir, es un inhibidor de la proteasa del VIH indicado en combinación con otros agentes antiretrovirales para el tratamiento del VIH en adultos y en población pediátrica desde los 14 días de edad, informa el organismo.


Códigos para burlar el control 

Otra de las observaciones del informe es que se extiende el uso de códigos para localizar medicamentos. Se utilizan 'keywords' (palabras clave) específicas para posicionar el producto sanitario falsificado en Internet "con el fin de evitar los mecanismos de control que establecen las propias plataformas". 'Keywords' como “Korona Virus”, “Wuhan Virus” o “Corona 19" son las palabras clave más usadas para la compraventa de los medicamentos falsificados.

El informe también observa la eliminación de publicaciones en Instagram que venden y promocionan algunos de los medicamentos, sobre todo Arbidol y Favipiravir

El código “155213-67-5” se usa como palabra clave para localizar Ritonavir en plataformas de comercio electrónico  y Remdesivir tiene como código “1809249-37-3”. El informe también observa la eliminación de publicaciones en Instagram que venden y promocionan algunos de los medicamentos, sobre todo Arbidol y Favipiravir. Se trata de perfiles en redes sociales de reciente creación -una o dos semanas de vida - que ofrecen enlaces de compra directamente a páginas web falsas para evitar los grandes plataformas. 


Cuentas con nombres de mascarillas

En cuanto a las mascarillas, el seguimiento indica que los mayores resultados de falsificaciones hasta la fecha se han obtenido a partir del término "MASK KN95 FFP2", una mascarilla con válvula. Además, se han creado numerosas cuentas a partir del nombre de las mascarillas KN95, FFP2 o N95, que, aunque con apenas seguidores, sí han logrado elaborar hasta 463.000 contenidos en esta red social en el periodo analizado.  

Twitter es la plataforma con mayor número de post o enlaces ilegales para principios activos, mientras que Instagram lo es para mascarillas y el test de diagnóstico

Respecto a la distribución de post o enlaces ilegales entre las redes sociales monitorizadas, Twitter supone el 60% e Instagram el 40%. Por tipo de producto, Twitter es la plataforma con mayor número de post o enlaces ilegales para principios activos, mientras que Instagram lo es para mascarillas y el test de diagnóstico.


Estafadores en busca de audiencia

En marzo, los marketplaces en China acapararon el mayor número de nuevos vendedores. En realidad,  aclaran desde la empresa española, estos nuevos vendedores son "en su mayoría estafadores que apuntan a una audiencia concreta y promocionan sus artículos con etiquetas directamente relacionadas con la crisis del coronavirus".

Otro dato curioso del informe facilitado por Smart Protection es que el pasado 23 de marzo, día en el que el primer ministro británico, Boris Johnson (actualmente ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos de un hospital por culpa del coronavirus)  decretó el confinamiento en Reino Unido, se duplicó la oferta ilegal de medicamentos en Ebay UK.


Fuente:https://www.vozpopuli.com/

0 vistas

© 2020 ODICANARIAS | Todos los derechos reservados.

 Tenerife - Gran Canaria - La Gomera - El Hierro - La Palma - Lanzarote - Fuerteventura - Islas Canarias