INTERPOL avisa de una estafa relacionada con la COVID-19


Algunos delincuentes se aprovechan del miedo al coronavirus para cometer estafas en línea

INTERPOL anima a los ciudadanos a actuar con prudencia a la hora de comprar suministros médicos en línea durante la actual crisis sanitaria, ya que algunos delincuentes se están aprovechando de la situación para perpetrar diversas estafas. Ante la fuerte demanda de mascarillas quirúrgicas y otros productos médicos, y la dificultad para encontrarlos en los comercios debido a la pandemia de la COVID-19 (enfermedad del coronavirus), ha surgido bruscamente en Internet toda una serie de tiendas, sitios web, cuentas de medios sociales y direcciones de e-mail falsos que afirman vender tales productos. Sin embargo, en vez de recibir las mascarillas y demás productos prometidos, las víctimas incautas descubren que su dinero ha desaparecido en manos de unos delincuentes. Este es uno de los diversos tipos de estafas vinculadas a la crisis sanitaria en curso que han sido comunicados a INTERPOL por las autoridades de sus países miembros.


Operaciones fraudulentas relacionadas con la COVID-19

Entre las estafas vinculadas al virus figuran las siguientes:

  • Estafas telefónicas – Los delincuentes llaman a las víctimas presentándose como miembros del personal de una clínica u hospital y afirmando que un familiar de la víctima ha contraído el virus, por lo que requieren el pago del tratamiento médico correspondiente;

  • Phishing – E-mails supuestamente procedentes de autoridades sanitarias nacionales o mundiales, cuyo objetivo es en realidad engañar a los destinatarios para que proporcionen información personal o datos de pago, o para que abran un archivo adjunto que contiene un malware.

En muchos casos, los estafadores se hacen pasar por empresas legales, utilizando nombres, sitios web y direcciones de correo electrónico similares, con miras a engañar a los ciudadanos desprevenidos, llegando incluso a captarlos activamente mediante e-mails y mensajes que cuelgan en las plataformas de los medios sociales.

“Los delincuentes están explotando el miedo y la incertidumbre creados por la COVID-19 para aprovecharse de los ciudadanos inocentes que solo tratan de proteger su salud y la de sus seres queridos”, declaró el Secretario General de INTERPOL, Jürgen Stock.

“Quienquiera que esté pensando en comprar suministros médicos en línea debería pensárselo dos veces y comprobar que el proveedor en cuestión es una empresa legal y acreditada, ya que, de lo contrario, su dinero puede acabar en manos de delincuentes sin escrúpulos”, concluyó el jefe de INTERPOL.


Bloqueo y recuperación de pagos fraudulentos

Entre las pérdidas monetarias comunicadas a INTERPOL figuran algunas de hasta cientos de miles de dólares en un solo caso, y estos delitos están trascendiendo las fronteras nacionales.

La Unidad de Delincuencia Financiera de INTERPOL recibe prácticamente a diario información procedente de los países miembros en relación con casos de estafa y solicitudes de asistencia para frenar los pagos fraudulentos. Las víctimas de tales delitos se encuentran principalmente en Asia, pero los estafadores utilizan cuentas bancarias abiertas en otras regiones, por ejemplo Europa, para dar la impresión de que se trata de cuentas legítimas vinculadas a la empresa que están suplantando.

En un caso, una víctima residente en Asia efectuó pagos destinados a varias cuentas bancarias abiertas en distintos países europeos, sin saber que se encontraban bajo el control de delincuentes. Con la ayuda de INTERPOL, las autoridades nacionales fueron capaces de bloquear algunos de los pagos, pero otras sumas fueron rápidamente transferidas por los estafadores a otras cuentas, e incluso transferidas de nuevo desde estas a otras nuevas cuentas, antes de que se les pudiera seguir el rastro y bloquearlas.

Hasta la fecha, INTERPOL ha prestado asistencia en unos 30 casos de estafas relacionadas con la COVID-19, vinculados a Asia y Europa, lo que permitió bloquear 18 cuentas bancarias y congelar más de 730 000 USD que habían sido objeto de transacciones fraudulentas.

INTERPOL también ha publicado una notificación morada en la que alerta a la policía de sus 194 países miembros sobre este nuevo tipo de estafa.


Señales de alerta

Si tiene usted la intención de comprar suministros médicos en línea o recibe e-mails o enlaces en los que se ofrezca apoyo médico, preste atención a los signos reveladores de una posible estafa, a fin de ponerse a salvo y proteger su dinero.

  • verifique de forma independiente la identidad de la empresa o persona que ofrece los artículos, antes de realizar ninguna compra;

  • sea consciente de la existencia de sitios web espurios –los delincuentes utilizan a menudo una dirección web que tiene un aspecto casi idéntico al de la verdadera dirección, por ejemplo “abc.org” en lugar de “abc.com”–;

  • antes de efectuar una compra, consulte los comentarios sobre la empresa de que se trate –por ejemplo, si otros clientes se han quejado de no recibir los artículos prometidos–;

  • desconfíe si le piden que efectúe un pago a una cuenta bancaria situada en un país distinto del país en que está radicada la empresa;

  • si cree que ha sido víctima de una estafa, prevenga al banco inmediatamente, para que se pueda interrumpir el pago;

  • no haga clic en enlaces ni abra archivos adjuntos que no esperaba recibir o que provengan de remitentes desconocidos;

  • tenga cuidado con los e-mails que no ha solicitado y que le ofrezcan equipos médicos o le soliciten información personal con fines de control médico –las verdaderas autoridades sanitarias no suelen ponerse en contacto con los ciudadanos de esta manera–.


https://www.interpol.int/es/Noticias-y-acontecimientos/Noticias/2020/INTERPOL-avisa-de-una-estafa-relacionada-con-la-COVID-19

35 vistas

© 2020 ODICANARIAS | Todos los derechos reservados.

 Tenerife - Gran Canaria - La Gomera - El Hierro - La Palma - Lanzarote - Fuerteventura - Islas Canarias