La nueva estafa de los ciberdelincuentes para extorsionar a empresarios

INCIBE ha detectado una nueva campaña en la que los atacantes afirman que han robado los datos de una compañía. Prometen no poner los datos al descubierto con la condición de recibir un pago en criptomonedas.


El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) ha detectado un nuevo tipo de estafa en el que los delincuentes extorsionan a empresarios amenazándolos con compartir información confidencial que, previamente, han robado mediante el empleo de algún agujero en sus sistemas de seguridad.

«Este tipo de ataques siempre han estado ahí. Sin embargo, en este caso encontramos algo interesante. Normalmente las extorsiones destinadas a atemorizar a la víctima están muy focalizadas al usuario, en casos de sextorsión, por ejemplo. Pero en esta campaña nos ha llamado la atención que se dice directamente que se ha accedido a una web y se ha robado la información de una empresa, que ahora está almacenada en su servidor personal. También hay que tener en cuenta que, para una compañía, el daño a la reputación de sufrir una pérdida de esa información puede ser muy malo para la empresa», explica a ABC Jorge Chinea, responsable de Servicios Reactivos de INCIBE.




El experto apunta que la amenaza del ciberdelincuente en esta campaña entra dentro de lo posible: «Por norma general, siempre van a poder acceder. Al final los ciberdelincuentes, como investigadores, lo que hacen es buscar agujeros para colarse, ya sea en una página en internet o en una aplicación. Suelen buscar las herramientas más utilizadas para buscar fallos en la seguridad y, de ese modo, comprometer a más gente y acceder a más información privada».


Lo primero que hacen los atacantes dentro es enviar un correo electrónico a la víctima, redactado en inglés, en el que aseguran que han conseguido «hackear» la página web de la empresa. Si el usuario no quiere ver cómo la información de su compañía queda al descubierto, se verá oligado a pagar una cantidad de dinero en forma de Bitcoins en un plazo de cinco días. Desde INCIBE apuntan que, realmente, los ciberdelincuentes no han tenido acceso a estos datos. Se trata, por tanto, de una simple amenaza. A su vez expresan que, por el momento, no han encontrado casos de su uso dentro de España. «No nos consta. Ahora estamos atentos por si ocurriese», expresa el responsable de Servicios Reactivos de INCIBE.


La importancia de estar concienciado

A la hora de protegerse de ataques de este tipo, Chinea recomienda a usuarios y a empresas que no paguen, ya que, en realidad, los ciberdelincuentes no han accedido a la información de la empresa. Asimismo, destaca la importancia de que los empleados comprendan que este tipo de estafas existen, por lo que hay que estar preparados y se debe ofrecer algo de formación en materia de cibersiguridad: «Lo qe hay que hacer ante este tipo de chantajes es ignorarlos. Y, por supuesto, no acceder a pagar».


Por otra parte, el experto de INCIBE explica que es bastante posible que la persona que recibe un mensaje de este tipo tenga su correo electrónico publicado en la web de la empresa, de forma que cualquier persona que navegue por su interior lo puede utilizar. Chinea expresa, a este respecto, que si un ciberdelincuente trata de extorsionar a una persona en un momento dado, es posible que, aunque no lo consiga, vuelva a intentarlo en el futuro con otra estafa, por lo que es necesario ser precavido.

También llama la atención sobre la importancia de mantener actualizados todos los sistemas y herramientas de la empresas, para que sean más difíciles de explotar, y contar con contraseñas robustas y exclusivas para cada una de ellas. Por último, afirma que es muy importante realizar copias de seguridad en la nube de forma regular, especialmente de la información confidencial y más relevante.


Fuente: https://www.abc.es/

© 2020 ODICANARIAS | Todos los derechos reservados.

 Tenerife - Gran Canaria - La Gomera - El Hierro - La Palma - Lanzarote - Fuerteventura - Islas Canarias