Los menores y la difusión de pornografía en internet, el delito que escapó del confinamiento

La delegada del Gobierno ha alertado del descenso de la edad de las víctimas del sexting porque tienen acceso antes al teléfono móvil


La delegada del Gobierno de España en Andalucía, Sandra García, ha realizado este lunes balance de las actuaciones de las brigadas de la Comisaría Provincial de Sevilla durante el estado de alarma. García ha visitado la Jefatura Superior de la Policía durante la cual ha agredecido a los funcionarios policiales «su profesionalidad y entrega» durante la pandemia. Aunque durante el confinamiento, los niveles de delincuencia cayeron como regla general, hubo actividades ilegales, sobre todo las que se desarrollan por internet, que tuvieron un importante repunte en este periodo.

Así, la Unidad De Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) registró un descenso de un 23% de los fraudes graves cometidos con tarjeta de crédito y un 32% en los delitos leves debido a que los compradores realizaron sus compras con mayores medidas de seguridad. Sin embargo, crecieron otras estafas llevadas a cabo a través del duplicado de tarjetas SIM o el robo de credenciales personales. Los piratas han aprovechado el incremento del teletrabajo y de las horas de navegación por internet como alternativa de ocio para ejecutar más ataques.


Así, sobre la modalidad delictiva del sexting, una de las que ha crecido durante el confinamiento porque se comete desde la intimidad de una vivienda, la delegada ha alertado de que cada vez son más jóvenes las menores que tienen acceso a terminales de telefonía u ordenadores y envían material de contenido sexual del que acaban por perder el control de su difusión en la red. Esas fotos e imágenes, que son colgadas en redes sociales, son usadas también como chantaje por parte de acosadores que les exigen más envíos. La Policía ha podido esclarecer el 100% de las denuncias recibidas durante el estado de alarma.


Según la delegación del gobierno, los grupos de la UDYCO (Unidad De Drogas y Crimen Organizado) han detectado «un notable descenso» en el narcotráfico durante el estado de alarma por las limitaciones de movilidad, tanto en la introducción de alijos como en la venta al menudeo. Al obligado aislamiento se suma la vigilancia en las calles por parte de los cuerpos policiales para hacer cumplir con las normas establecida durante ese periodo excepcional. Algo que ayudó a disuadir a muchos traficantes. Si bien, fuentes de la lucha antidroga confirman a ABC que los narcos no se han detenido en seco y, aunque con dificultades, han seguido operando.

La actividad clandestina que no se ha visto afectada en estos últimos meses ha sido la producción de marihuana. Desde la Delegación del Gobierno admiten que tanto los servicios como las llamadas anónimas de ciudadanos dando información sobre la ubicación de plantaciones en el interior de viviendas ha sido constantes.

Vuelven los robos en domicilios

El balance oficial señala también que el número de robos en domicilios decreció de forma muy considerable como consecuencia lógica al confinamiento de las familias. Pero poco a poco están volviendo los ladrones de casas. En este sentido, la delegada ha señalado que se tratan de delincuentes «autóctonos», y que no se ha detectado la acción de grupos itinerantes o células de organizaciones especializadas en este tipo de delitos como los ladrones de Europa del Este que han actuado en otros momentos en la capital hispalense.


En lo que se refiere a robos con violencia, la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) también ha registrado un descenso relevante durante los primeros meses del estado de alarma. Si bien los investigadores de esta especialidad se han encontrado con atracadores que han aprovechado la alerta sanitaria para acceder a negocios y robar en ellos con la cara tapada con mascarillas.

La delegada ha informada también del descenso de denuncias sobre violencia de género registradas por la UFAM (Unidad Atención a la Familia y Mujer), durante el primer período de estado de alarma, si bien aumentaron un 20% las llamadas de consultas de situación personal de mujeres y asesoramiento.

Por el contrario, esta unidad sí apreció un aumento de casos de supuestos malos tratos de padres a hijos menores. «Es de agradecer el trabajo y sensibilidad de los agentes protectores de víctimas de violencia de género que incrementaron la labor de control vía telefónica para poder estar más cerca de ellas». Las mujeres que han acudido a la unidad solictaban información sobre la libertad deambulatoria, la entrega de enseres y de los hijos menores, sobre todo cuando era fuera de la provincia.

Durante la visita, el jefe superior de Policía de Andalucía Occidental, José Antonio Pérez, ha informado a la delegada de la «importante labor para la preservación de la salud pública» desarrollada por la Brigada de Seguridad Ciudadana en el auxilio a los órganos judiciales, la seguridad y protección de los edificios públicos, el control de albergues y lugares de interés como estaciones y la supervisión de la seguridad privada. Dentro de la vigilancia de las calles para el cumplimiento del estado de alarma, la Policía ayudó a 102 personas sin hogar, que fueron dirigidos a los recursos habilitados para que pudieran guardar la cuarentena.

El teléfono 091 ha recibido durante el periodo de alerta 90.000 llamadas, cinco veces más que lo habitual y la mitad de ellas solicitando información.


Fuente:https://sevilla.abc.es/

© 2020 ODICANARIAS | Todos los derechos reservados.

 Tenerife - Gran Canaria - La Gomera - El Hierro - La Palma - Lanzarote - Fuerteventura - Islas Canarias