Buscar

MÁS ALLÁ DE LA PANDEMIA: ¿CÓMO SERÁ EL PANORAMA CRIMINAL DESPUÉS DE COVID-19?


El nuevo informe de Europol evalúa el impacto de la pandemia en la delincuencia grave y organizada en tres fases. Sobre la base de la información penal de las investigaciones en los Estados miembros, Europol está evaluando el impacto de la pandemia en tres fases; fase actual, a medio y largo plazo. El informe anticipa desarrollos en el panorama de amenazas que tendrán un impacto operativo en las autoridades policiales de toda Europa. Europol también identifica cinco factores clave que influyen en la delincuencia organizada durante y después de la pandemia. Anticipar el impacto a largo plazo de la pandemia en la delincuencia grave y organizada en la UE es difícil. Sin embargo, Europol puede mirar los momentos anteriores de crisis, como la crisis económica de 2007 y 2008, y cómo se desarrollaron en términos de amenazas de seguridad para anticipar desarrollos generales. LAS TRES FASES Fase 1: la situación actual: los esfuerzos de supervisión de Europol para comprender el impacto sobre la delincuencia organizada y grave en la UE se han centrado hasta ahora en los acontecimientos inmediatos tras el brote de COVID-19 y la introducción de medidas de cuarentena. La criminalidad relacionada con COVID-19, especialmente el cibercrimen, el fraude y la falsificación han seguido la propagación de la pandemia en toda Europa. Puede leer más sobre la situación actual en los informes anteriores de Europol publicados en marzo y abril de 2020. Fase 2: perspectiva a medio plazo: una reducción de las medidas de bloqueo hará que la actividad delictiva regrese a niveles anteriores con el mismo tipo de actividades que antes de la pandemia. Sin embargo, es probable que la pandemia haya creado nuevas oportunidades para actividades criminales que serán explotadas más allá del final de la crisis actual. Se espera que el impacto económico de la pandemia y las actividades de quienes buscan explotarla solo comenzarán a ser evidentes en la fase de mediano plazo y probablemente no se manifiesten completamente hasta el largo plazo. Algunas de las áreas de crimen relevantes son: - Lucha contra el lavado de dinero: la pandemia y sus consecuencias económicas ejercerán una presión significativa sobre el sistema financiero y el sector bancario. Los reguladores contra el lavado de dinero deben estar atentos y deben esperar intentos de grupos del crimen organizado para explotar una situación económica volátil para lavar dinero usando el sistema financiero en tierra. - Compañías ficticias: es probable que los delincuentes intensifiquen su uso de empresas ficticias y empresas basadas en jurisdicciones off-shore con políticas débiles contra el lavado de dinero en la etapa de colocación para recibir depósitos en efectivo que luego se transfieren a otras jurisdicciones. - Los sectores inmobiliario y de la construcción serán aún más atractivos para el lavado de dinero, tanto en términos de inversión como de justificación para el movimiento de fondos. - Tráfico ilícito de migrantes: si bien el impacto económico de la crisis de COVID-19 en Europa aún no está claro, se espera que el impacto en las economías del mundo en desarrollo sea aún más profundo. La inestabilidad económica prolongada y la falta sostenida de oportunidades en algunas economías africanas pueden desencadenar otra ola de migración irregular hacia la UE a medio plazo. Fase 3 - el impacto a largo plazo: - El crimen organizado es altamente adaptable y ha demostrado la capacidad de extraer ganancias a largo plazo de las crisis, como el final de la guerra fría o la economía global de 2007 y 2008. - Las comunidades, especialmente los grupos vulnerables, tienden a ser más accesibles al crimen organizado en tiempos de crisis. Las dificultades económicas hacen que las comunidades sean más receptivas a ciertas ofertas, como productos falsificados más baratos o reclutamiento para participar en actividades delictivas. - Es probable que los grupos delictivos organizados de tipo mafioso se aprovechen de una crisis y dificultades económicas persistentes mediante el reclutamiento de jóvenes vulnerables, participando en la usurpación de préstamos, extorsión y extorsión. - El crimen organizado no ocurre de manera aislada y el estado de la economía en general juega un papel clave. Una crisis a menudo resulta en cambios en la demanda de los consumidores de tipos de bienes y servicios. Esto conducirá a cambios en los mercados criminales. FACTORES CLAVE CON IMPACTO EN EL CRIMEN DURANTE Y DESPUÉS DE LA PANDEMIA Varios factores tienen un impacto significativo en la delincuencia grave y organizada durante la pandemia de COVID-19. Estos factores dan forma al comportamiento criminal y crean vulnerabilidades. Según la experiencia obtenida durante crisis anteriores, es esencial controlar estos factores para anticipar desarrollos y detectar señales de advertencia. - Actividades en línea: más personas pasan más tiempo en línea durante todo el día para trabajar y divertirse durante la pandemia, lo que ha aumentado los vectores de ataque y la superficie para lanzar varios tipos de ataques cibernéticos, esquemas de fraude y otras actividades dirigidas a usuarios habituales. - La demanda y la escasez de ciertos bienes, especialmente de productos y equipos para el cuidado de la salud, está impulsando una parte importante de las actividades de los delincuentes en productos falsificados y de calidad inferior y fraude. - Métodos de pago: es probable que la pandemia tenga un impacto en las preferencias de pago más allá de la duración de la pandemia. Con un cambio de actividad económica a plataformas en línea, las transacciones sin efectivo están aumentando en número, volumen y frecuencia. - Recesión económica: una posible recesión económica configurará fundamentalmente el panorama de la delincuencia organizada y grave. La disparidad económica en Europa está haciendo que el crimen organizado sea más socialmente aceptable, ya que estos grupos se infiltrarán cada vez más en comunidades económicamente debilitadas para presentarse como proveedores de trabajo y servicios. - El aumento del desempleo y la reducción de la inversión legítima pueden presentar mayores oportunidades para los grupos criminales, ya que los individuos y las organizaciones de los sectores público y privado se vuelven más vulnerables al compromiso. El aumento de la tolerancia social a los bienes falsificados y la explotación laboral tiene el potencial de resultar en una competencia desleal, mayores niveles de infiltración del crimen organizado y, en última instancia, actividades ilícitas que representan una mayor proporción del PIB. La directora ejecutiva de Europol, Catherine De Bolle: “El crimen grave y organizado está explotando las circunstancias cambiantes durante la pandemia. Desde el inicio de esta crisis, Europol supervisó estos desarrollos para ayudar a los Estados miembros a comprender y abordar estos fenómenos emergentes. El impacto total de la pandemia, no solo en la delincuencia sino también más ampliamente en la sociedad y la economía, aún no es evidente. Sin embargo, la policía debe estar preparada para poder responder a las señales de advertencia mientras el mundo se enfrenta a las consecuencias de la pandemia de COVID-19. Ahora más que nunca, la policía internacional debe trabajar con una mayor conectividad tanto en el mundo físico como en el virtual. Esta crisis nuevamente prueba que el intercambio de información criminal es esencial para combatir el crimen dentro de la comunidad de aplicación de la ley. Europol, como centro de información criminal para todas las organizaciones de aplicación de la ley, continuará desempeñando su parte. " Europol ha estado monitoreando el impacto de la pandemia COVID-19 en el crimen y el terrorismo graves y organizados en la UE desde el comienzo de la pandemia en Europa. Comprender los desarrollos en curso y su impacto en la seguridad interna de la UE en tiempos de crisis y comunicar estas ideas a nuestras autoridades policiales asociadas es de vital importancia para formular respuestas efectivas a nivel nacional y de la UE. Los esfuerzos de supervisión de Europol se basan principalmente en las contribuciones recibidas de las autoridades policiales en los Estados miembros y nuestros socios policiales en todo el mundo. Cualquier ejercicio de previsión o previsión es especulativo hasta cierto punto, pero depender de la experiencia y la precaución es posible y necesario elaborar posibles desarrollos para formular respuestas y reforzar la resistencia a las amenazas de seguridad futuras, incluidas las del crimen grave y organizado. Usando la previsión, podemos combatir las amenazas de seguridad de manera proactiva y participar en la prevención.


Link de Interés:

Más allá de la pandemia, cómo COVID-19 dará forma al panorama de la delincuencia organizada y grave en la UE

https://drive.google.com/file/d/1Xx5smdZmPyR6lFE4fAxaSPyyYPeeWNSp/view?usp=sharing


Extraído de:

https://www.europol.europa.eu/newsroom/news/beyond-pandemic-what-will-criminal-landscape-look-after-covid-19

0 vistas

© 2020 ODICANARIAS | Todos los derechos reservados.

 Tenerife - Gran Canaria - La Gomera - El Hierro - La Palma - Lanzarote - Fuerteventura - Islas Canarias